Créditos sin intereses

Cientos de ofertas de créditos sin intereses .
Encontramos el mejor crédito para ti.

Necesito
A devolver en días
Devuelves* ; TAE*
* Pueden variar dependiendo del prestamista

Sin nómina, 100% online y sin avales.
  Totalmente seguro!

  Credito rapido seguro por Internet

Créditos sin intereses a devolver en un mínimo de 61 días y un máximo de 90 días, con un TAE mínimo de 869% y un máximo de 1.211%. Ejemplo representativo para el primer préstamo rápido: 300€ a devolver en 90 días. Intereses y honorarios: 135€. Cantidad total a devolver: 435€; TAE: 869%

¿Que son los préstamos sin intereses?

Los prestamos sin intereses son un producto financiero que ofrecen como promoción algunas entidades financieras online cuando solicitas tu primer crédito con ellos.

Cuentan con que te hagas cliente habitual y así ya poder cobrarte en sucesivos créditos, siempre que hayas cumplido con las condiciones del primero.

Créditos sin intereses 8/10
Valorado por 133 clientes.
Solicita préstamos sin intereses hasta 1000 euros

¿Por que solicitar créditos sin intereses?

Los créditos sin intereses son una oferta promocional que las empresas de crédito rápido ofrecen a sus usuarios con las esperanza de convertirlos en clientes habituales.

Una vez te conceden el primer crédito sin intereses y cumples bien con las condiciones del contrato efectuando la devolución a tiempo podrás optar a solicitar siguientes créditos, de más importe si lo necesitas.

Para solicitar los siguientes créditos rápidos ya no necesitas enviar documentación ni datos personales ya que la empresa financiera ya sabe quien eres y que cumples con lo pactado.

Un crédito sin intereses ademas de oferta de promoción, se define como una cantidad de dinero que una entidad financiera (puede no serlo, si se dedica en exclusiva a este tipo de producto) deja prestado a su cliente, denominado prestatario.

La entidad que presta el dinero se denomina prestamista ofrece distintos rangos de dinero que puedes seleccionar que normalmente no puede pasar de los 1.000 euros para este tipo de producto.

Según la cantidad que solicitas puedes elegir un plazo de devolución y acarrea unos intereses y comisiones, que en el caso de los créditos sin intereses no existen, siempre para tu primer crédito con ese prestamista.

Debemos aclarar que cuando los créditos sin intereses no superan los 1.000 euros y se devuelven a 90 días como máximo se denominan micro créditos o miniprestamos sin intereses.

Para este último tipo de préstamos el prestamista no es una entidad financiera, que opera 100% online o a veces versiones de bancos tradicionales que han crecido debido a la gran demanda de este tipo de productos.

Todas estas empresas no financieras, o empresas de crédito, tienen la característica habitual de que no cuentan con sucursales físicas, su proceso de trabajo es totalmente online. Pocas son las empresas de este tipo que tienen un lugar físico donde atienden a sus clientes.

Lo más habitual es realizar todo el proceso de gestión del crédito sin interés por Internet, mediante correos electrónicos o mensajería a través del móvil.

Estas entidades se aprovechan de esos momentos en que estamos faltos de liquidez por algún gasto extra y ofrecen este tipo de productos a priori inofensivos y muy ventajosos, pero hay que tener cuidado y ver todos los puntos del contrato, siempre tienes que estar seguro antes de firmar de que vas a poder cumplir todas las condiciones y las devoluciones sobre todo.

¿Cómo solicitar créditos sin intereses?

Lo primero es buscar entidades que ofrezcan este tipo de producto y ademas que aun no hayas trabajado con ella, ya que solo suelen concederse prestamos sin comisiones cuando es tu primera solicitud.

Una vez encuentras la empresa que concede esta promoción vas a su web seleccionas importe y plazo de devolución.

A continuación debes rellenar un formulario con tus datos personales y financieros básicos, esto ultimo simplemente es tu cuenta bancaria.

Analizan tu solicitud para ver si estás en listados de ASNEF o tienes cargos pendientes, y si eres solvente, vamos, que comprueban bien que vas a poder devolver el dinero en el plazo acordado.

Requisitos para solicitar créditos sin intereses

Los créditos sin interés que se ofrecen actualmente cuentan con una serie de requisitos que debes cumplir:

  • Debes ser Español o demostrar residencia en España
  • DNI en vigor
  • Contar con una cuenta en el banco que este en vigor, a tu nombre y con solvencia.
  • Teléfono móvil
  • Correo electrónico
  • Ser mayor de edad (en algunas empresas ser mayor de 25 años)
  • Tener alguna fuente de ingresos demostrable, nómina, pensión, prestación por desempleo

Vemos con esto que puedes pedir créditos sin nómina si tienes pensión, u otra fuente de ingresos periódica que puedas certificar.

Documentación necesaria para conseguir créditos sin intereses

Los documentos que toda entidad de crédito online te va a solicitar a la hora de concederte un préstamo sin intereses son:

  • Fotocopia del DNI o NIF
  • Recibo bancario que acredite tu titularidad de la cuenta así como la solvencia de la misma
  • Documentos que acrediten que recibes ingresos ya sea una o varias nóminas, certificado de prestación por desempleo o pensión

Estos documentos pueden ser enviados ya sea escaneandolos y enviándolos por email o haciendo foto desde el móvil y subirlos a la plataforma, en el área que te asignaran como cliente o posible cliente.

Ventajas de los créditos sin intereses

Las principales ventajas de los créditos rápidos con ASNEF frente a los créditos tradicionales son las siguientes:

  • Como su nombre indica no pagarás ningún tipo de interés
  • Necesitas pocos requisitos para conseguirlos.
  • Las documentación a presentar es muy poca
  • La solicitud se realiza totalmente online desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.
  • Puedes solicitar tu crédito incluso estando en ASNEF.
  • Puedes solicitar créditos sin intereses sin tener nómina o pensión.

Desventajas de los créditos sin intereses

  • Necesitas ser español o residente en España
  • Debes ser mayor de edad
  • Tienes que demostrar que recibes algún tipo de ingreso periódico
  • Tienes que tener cuenta bancaria como titular, en vigor, y solvente
  • En sucesivos créditos si te cobrarán intereses.